La piel del contorno es la más delgada del rostro y no cuenta con muchas glándulas sebáceas. Es un área muy delicada.

Para protegerla hemos formulado con ingredientes activos que conservan su firmeza, nutren, humectan y disminuyen bolsas, atenúan ojeras y líneas de expresión.

La proteína de trigo, rica en aminoácidos es indispensable por su efecto tensor.

El extracto de centeno ayuda a calmar los músculos para evitar arrugas.

Las algas pardas del Mediterráneo, estimulan la producción de colágeno y mantienen la elasticidad y luminosidad de la piel.

Añadimos proteínas vegetales obtenidas por biotecnología que preparan, protegen y reparan la piel de rayos UV, contaminación y luz azul por su acción antioxidante.

Alisa y desinflama, disminuye la profundidad de arrugas y patas de gallo y las previene. Levanta ligeramente los párpados (con un uso continuado).

Puedes utilizarla en cualquier momento del día, no cuartea el corrector ni maquillaje.